Israel frente al COVID-19

Blog

Nos enfrentamos a una pandemia que ha cambiado la forma en la que vemos las cosas y en la que estamos acostumbrados a vivir: el COVID-19, este virus que tuvo su origen en Wuhan, China ha logrado abrirse paso alrededor de todo el mundo, causando enfermedad en muchísimas personas y la muerte en otras. Una realidad es que el mundo no estaba preparado para enfrentar algo así y esta pandemia no logró respetar ningún rincón, aunque es verdad que en algunos sitios la propagación del virus fue menor que en otros, también es una realidad que ha logrado llegar a todos lados, hasta los rincones menos imaginados. 

Las medidas para lograr controlar esta pandemia han tenido que ser extremas y entre ellas se incluye la cuarentena, donde por un periodo de varios meses, se les ha prohibido a las personas salir de sus casas a menos que sea para realizar actividades esenciales, muchos negocios tuvieron que cerrar sus puertas y otros cuantos tuvieron que adaptarse a las medidas que incluyen estrictos protocolos de higiene y sanitización, así como mantener la distancia, entre otras cuantas cosas más. 

Se han realizado varios estudios y experimentos con el fin de poder frenar esta pandemia o en su defecto controlarla. Algunos lugares, como Europa fueron terriblemente azotados por este virus y fueron miles las muertes que se cobraron, sin embargo existen otros lugares, como Israel donde el virus, aunque llegó, no logró afectar de gran manera como en otros sitios. De hecho en la actualidad Israel fue nombrado como el tercer país más seguro frente al COVID-19 según una evaluación global de seguridad y riesgo llevada a cabo por la organización Deep Knowledge Group

En esta evaluación se tomaron en cuenta 200 países de acuerdo a 130 parámetros. Dicho análisis abarcó seis categorías, las cuales fueron: 

  • Eficiencia del gobierno en gestión de riesgos
  • Monitoreo y detección
  • Eficiencia de la cuarentena 
  • Preparación para emergencias
  • Resistencia regional 
  • Preparación para atención médica 

El primer lugar lo obtuvo Suiza, el segundo Alemania y el tercero Israel, otros países que también forman parte de los diez primeros de la lista son: Singapur, Japón, Dinamarca, China, Australia y Nueva Zelanda. Algo que se notó en dicho estudio es que estos países han logrado obtener estos lugares debido a su capacidad bruta para frenar la propagación de la infección y de tratar los casos de COVID-19, así como a las políticas y estrategias específicas que utilizan independientemente de sus capacidades en bruto. 

Otra cosa que demostró este análisis es que los países con mejores infraestructuras son los que se creía que obtendrían el mayor puntaje, como lo es Estados Unidos y Reino Unido, sin embargo esto no sucedió así, ya que se ubicaron en lugares como el 58 y el 68, un resultado bastante inesperado y sorprendente para todos. Cabe destacar que durante la primera evaluación que se realizó frente al COVID-19 a principios de año Israel ocupó el puesto número 1. Dicho estudio también ha logrado demostrar el gran impacto que ha tenido esta pandemia en el sector económico de los distintos países a los cuales se les realizó dicha evaluación. Esto se ha convertido en una de las noticias de Israel más importantes.